Director de clínica dice Kimberly llegó estable

EL DOCTOR OMAR ROJAS ASEGURÓ QUE LA ADOLESCENTE NO TENÍA HEMATOMAS EN EL CUELLO

Santiago Benjamín de la Cruz

santiago.delacruz@listindiario.com

Santo Domingo

Cuando Kimberly Adón llegó a la Clínica Omar Rojas, en Sabana Perdida, aproximadamente a la 1:30 de la madrugada del domingo, presentaba traumas en el tórax y abdominal. No tenía ningún tipo de marcas ni fracturas en el cuello, y le preguntaba constantemente a la enfermera: ¿doctora, me voy a morir?

El director de la clínica, doctor Omar Rojas, explicó que agentes policiales ayudaron a llevar cargada a la menor al citado centro de salud, ubicado en Sabana Perdida, a pocos metros de donde ocurrió el accidente en la calle Los Restauradores.

A pesar del estado crítico en que llegó la joven al primer centro de salud, los signos vitales de la menor estaban estables y su presión normal. Kimberly Adón tenía ansiedad, intentó pararse de la camilla en varias ocasiones. Decía que le dolía mucho el abdomen y le preguntaba mucho a la enfermera si se iba a morir, y ella le contestaba que no.

El doctor Rojas manifestó que el médico que la atendió dijo que había que referirla de una vez al Hospital Ney Arias Lora, porque no tenían las condiciones para seguir atendiéndola.

“Aquí no hay condiciones para atender esos casos, por eso lo referimos de una vez. Esos casos son de un nivel más alto que nosotros. Nosotros estamos en nivel dos, y esos casos son de nivel tres”, explicó Rojas.

Kimberly no duró más de cinco minutos en la clínica. Le iban a poner un suero y una joven vociferó que lo dejara así, que se la iban a llevar al Ney y llegó un carro privado que la transportó.

Dijo que esos casos de “accidentes y aplastamientos si da tiempo abrirla y operarla, hay que hacerlo rápido y con mucha sangre”.

Los hematomas
Al referirse a los hematomas que la hoy occisa tenía en el cuello, el doctor Omar Rojas explicó que pudo haber sido el mismo trauma que causó que después le salieran las marcas, porque cuando llegó a la clínica Rojas el accidente había ocurrido reciente, y no tenía ningún tipo de marcas en esa área.

“A veces a ti te dan un golpe y no se ve de una vez el moretón ni la hinchazón”, precisó.

Asimismo, dijo que cuando la adolescente llegó a la clínica que dirige, no podía tener el cuello roto, porque una persona en esa condición no puede intentar pararse ni hablar.

Manifestó que aunque la presión estaba estable, esa condición puede cambiar en cuestión de minutos, porque cada vez que se va perdiendo sangre, va subiendo la frecuencia cardiaca y entonces la persona se va apagando.

Versión del Ney Arias Lora
El director del hospital Ney Arias Lora, Amaury García, explicó que la menor fue llevada a ese centro en un vehículo privado a las 2:00 de la mañana del pasado domingo por dos jóvenes.

Expresó que los jóvenes entraron ellos mismos a Kimberly a la emergencia y que una vez allí, los médicos ofrecieron el servicio de rigor a la víctima, que permaneció con vida 15 minutos

García reiteró que la menor no tenía presión. Tenía múltiples traumas y frecuencia cardiaca muy elevada. Se hicieron las maniobras de rehabilitación, pero 15 minutos después falleció, dijo.

Familiares creen la ahorcaron
José Antonio Martínez, tío de la adolescente fallecida, expresó que deduce que se trató de una violación y que después la estrangularon porque  la menor solamente tenía muchas marcas en el cuello.

“De ahí uno interpreta que ella se resistió a ser abusada. Son marcas de estrangulamiento. En la cabeza yo no le vi ningún golpe ni fractura de accidente. Es algo chocante, porque si andan tantas personas cómo va a ser ella la única perjudicada”, manifestó el tío de la adolescente Kimberly Adón.

(+)
PROFESORES REACCIONAN ANTE MUERTE DE KIMBERLY

Estudiantes con temor
Visiblemente afectadas, varias exprofesoras de Kimberly Adón, quien falleció supuestamente en un accidente el pasado domingo, resaltaron las cualidades de la adolescente de 16 años, y pidieron a las autoridades que esclarezcan el caso.

Elisabet Martínez, quién le impartía la materia de Contabilidad a Kimberly, expresó que la adolescente cambió positivamente este año, pues siempre participaba en la clase y era alegre.

Contó que la menor era sumamente tranquila y sumisa. Tenía varios amigos, pero una sola mejor amiga, que estudiaba junto a ella Administración Tributaria en el liceo Emma Balaguer, ubicado en Sabana Perdida.

Dijo, además, que todos los estudiantes están afectados con el caso.

Asimismo, la profesora Ilda Manzueta, quien imparte la materia de historia y geografía, expresó que le ha afectado mucho el caso, y que a los estudiantes también.

Expresó que duró tres años dándole clases de Kimberly y que siempre fue una buena estudiante. “A ella se le veía el deseo de superación”.

“Es un caso que nos ha estremecido a todos, porque a las aulas que voy los muchachos están muy afectados con el caso”, dijo.

Precisó, también, que todos los estudiantes están afectados, y que muchos no quieren salir de sus casas.

“Nos ha dejado devastado a todos en el centro educativo”, indicó.

Al igual que Elisabeth, pidió a las autoridades que se esclarezca el caso.

“Yo quiero que se esclarezca el caso, porque hay demasidas versiones y no se sabe en cuál creer”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *